El Principado sancionará a ArcelorMittal por la muerte de peces en la ría de Avilés el pasado octubre

El nuevo consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, confirma además que la actuación se ha remitido a la Fiscalía

Fernando del Busto en El Comercio

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente tramita una sanción contra ArcelorMittal por el vertido a la ría en octubre del pasado año. Las diligencias se han tramitado a la Fiscalía de Asturias por si pudieran «ser constitutivos de delito», según respondió el consejero Fernando Lastra en una respuesta escrita a una pregunta formulada por el diputado de Podemos Héctor Piernavieja. Desde la multinacional siderúrgica no se han querido realizada declaraciones puesto que «el expediente aún se encuentra en trámite», además de existir un proceso judicial abierto desde el pasado mes de mayo.

Los hechos se remontan al 23 de octubre de 2016, cuando una decena de muiles aparecieron muertos a lo largo de la orilla, en un tramo que abarcaba aproximadamente un kilómetro, del puente de San Sebastián al de Llaranes. Los ejemplares presentaban una pigmentación en sus branquias, según informó en su momento LA VOZ DE AVILÉS.

En su respuesta, el consejero Lastra detalló que efectivos de la Guardería responsable de Calidad Ambiental acudieron a la zona tanto el día 23 como las dos siguientes jornadas, el 24 y 25 de octubre. En la visitas recogieron dos ejemplares muertos, además de muestras del agua de la ría y del colector número 5, propiedad de la empresa siderúrgica. La mayor parte de los vertidos registrados en el colector número cinco suelen vincularse a derrames producidos en las baterías de cok

La empresa declina hacer declaraciones porque «el expediente aún se tramita»

Según informó el consejero de Medio Ambiente «los análisis practicados tanto a los peces muertos como a las aguas en la ría y en el colector pusieron de manifiesto la presencia de hidrocarburos aromático policíclicos, de amonio y de cianuros». Además, la necropsia realizada en los laboratorios del Serida a los ejemplares muertos «constató que los arcos branquiales de los peces estaban impregnados de una sustancia oleosa pardusca y que el líquido analizado contenía naftaleno y otros hidrocarburos aromáticos policíclicos, concluyendo que estos compuestos produjeron efectos letales directos por impregnación de las branquias y la consiguiente sofocación de pez», explicó el político regional.

La existencia de esos hidrocarburos estaría vinculada el vertido con la actividad de baterías de cok. Además, Fernando Lastra recordó que la compañía «no tiene autorización para el vertido de hidrocarburos a la ría de Avilés».

«Proceso sancionador»

A ello se une que «las concentraciones de amonio y de cianuro en la muestra del colector número cinco son superiores a los valores límite establecidos en el Autorización Ambiental Integrada otorgada a la empresa el 31 de enero de 2017, por lo que se acordó iniciar un procedimiento sancionador», afirmó el consejero, sin detallar la cuantía de la sanción.

Además, el pasado 22 de mayo, el Principado remitió el informe con la propuesta de sanción a la Fiscalía «por si los hechos pudieran ser constitutivos de un delito medioambiental», concluye el consejero en su respuesta al diputado de Podemos.

Fernando Lastra también contestó por escrito a la pregunta de Héctor Piernavieja sobre la situación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y donde el Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha anulado nueve puntos.

Las AAI recogen las condiciones con las que se permite la actividad industrial para empresas de gran complejidad y donde existen diferentes focos emisores, como es el caso de ArcelorMittal. En estos permisos, la administración fija las condiciones en las que la compañía debe trabajar y detalla las medidas de reducción de la contaminación que se deben aplicar.

El recurso citado por el diputado de Podemos fue interpuesto por la propia ArcelorMittal después de que el Principado aprobase una nueva AAI para Gijón y Avilés. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias estimó parcialmente los planteamientos de la compañía.

En su respuesta, Lastra comenta que ocho de los nueve puntos afectan a plazos de implantación de las medidas y el suministro de información. La administración regional no impulsará ninguna actuación adicional «toda vez que entiende que no se prevén implicaciones medioambientales significativas derivadas del cumplimiento de esta sentencia». Así la empresa seguirá aplicando los criterios de la AAI fijada por la sentencia.