La Noche se va Recogiendo, y nos dice suavemente…

Cuando la noche se va recogiendo, y nos dice… suavemente, hasta mañana…

El día va languideciendo paulatinamente, sin que el día te haya dado todo su amor, te sientes falta de algo más, que pudo pertenecerte, y no te llegó lo suficiente…

Son los instantes que se perdieron en espacios que la calle te quitó de golpe.

Hoy el calor ha sido tan rabiosamente sofocante, qué ni al mediodía se había llegado, y ya quemaba su fuerza extrema, sintiendo el agobiante lazo de su unión, ponerse encima sin haberle dado la vez…

Es más, te has de sobreponer sin más ayuda que la tuya… y de algunas personas, en mí caso, de tres… y media. Por decirlo de esa manera.

Tres que se preocupan y una, a la cuál, le importas un bledo, al completo.

Ahí, está la mitad del todo y de la nada, hoy en día.

Otras veces, te dan la espalda, y si te visto, ni me acuerdo, ni quiero saber nada… ¡Es increíblemente singular el no mirarte ni a la cara, por vergüenza, del qué dirán, aún habiendo lazos existenciales, que no… ya verdaderos!

Se pasan los años cómo si fuesen la nada de la nada… y te das cuenta, en casos presenciales, los que te palpan y en según que momentos, te atizan sin ninguna piedad… Otros, cómo el de hoy, pasas olímpicamente, es que ya conoces los parches que utilizan y ya no te hacen mella.

Dejaremos que el día de hoy, miércoles, vaya cerrando sus ojos, y nos acerque la noche, para qué él sepa descansar y a nosotros nos deje la paz y las emociones de lo vivido…

Buenas noches, ten un sueño especial y reparador de tus momentos del día…

Qué a la mitad del día estamos aún y mañana, ya a la esquina de ese finde que se viene caluroso…

Abrazo con afecto singular, en las noches de eternas ilusiones, las qué se pueden vivir de otra manera distinta…

Desde éste Norte y Sur, de la capi… castellana-vieja, donde el románico lleva en su Norte y Montaña, las enseñanzas a poderse vivir de otra forma y apreciar la vida de antaño de muy distinta manera…

Prosa Poética 2M17.
©Mía Pemán